A la hora de adquirir un camión muchas personas se fijan en aspectos como el chasis, el motor e incluso el rendimiento del vehículos; estas características son importantes, aunque si piensas adquirir uno de estos transportes, no debes olvidarte de la seguridad. En este sentido, deberás preguntarte qué es la seguridad activa y pasiva, términos que te serán de utilidad a la hora de hacer tu elección.

En Piezacamión pensamos en tu seguridad, por eso te ofrecemos toda la información necesaria para que hagas una excelente elección en la compra de tu camión. La seguridad activa y pasiva han evolucionado y ahora cumplen con todas los objetivos tanto de gobiernos como de fabricantes. En el siguiente texto te hablaremos un poco más en profundidad al respecto.

¿Qué es seguridad activa?

Cuando hablamos de seguridad activa en camiones nos referimos a una combinación de elementos que posee una unidad de movimiento con el fin de evitar cualquier clase de accidente. En este sentido desempeña un papel preventivo cuando de evitar choques se refiere, además ofrece una advertencia anticipada y una asistencia adicional para controlar el vehículo. Por todo lo anterior es normal que estos sistemas permanezcan activos mientras conduces.

Una gran parte de las funciones de la seguridad activa son de tipo electrónico y se controlan mediante una computadora. Cuenta, además, con aspectos que brindan una mayor protección al conductor y diseños ergonómicos, así como un chasis que ofrece mayor confort y estabilidad.

VER  Tipos de camiones: Características más relevantes

¿Qué es la seguridad pasiva?

La seguridad pasiva por su parte también juega un papel supremamente importante en la protección contra algún choque o cualquier clase de accidente que pueda ocurrir en carretera. Como su nombre lo indica, cada uno de sus componentes se mantienen inactivos hasta que es necesario utilizarlos.

Aunque el término te haga preguntar qué es la seguridad pasiva, de seguro conoces algunos de sus componentes y, además, los has utilizado más de una vez. Por ejemplo, el cinturón de seguridad que es de uso obligatorio en cada uno de los viajes, tanto largos como cortos. Este es el encargado de reducir lesiones y mantener el cuerpo firme en el asiento en caso de choques.

Por otro lado, el airbag el cual se trata de una bolsa de aire que suaviza los golpes que tanto el piloto como el copiloto pueden recibir durante un accidente. Es una de las formas más sencillas y efectivas a la hora de prevenir lesiones que surgen por el choque contra el tablero de instrumentos.

De la seguridad pasiva también hace parte la carrocería de la cabina. Esta está construida para absorber gran parte de la fuerza de impacto provocada por los choques. Muchas personas no lo saben, pero en caso de choque frontal disminuye el daño y el desplazamiento del motor.

VER  Aprende cómo conducir un camión: Consejos y trucos

Por lo tanto, para prevenir los daños por choques contamos con la seguridad activa, la cual es esencial si queremos mantener nuestra seguridad sin involucrarnos en ninguna clase de hecho lamentable. Sin embargo, si lo peor sucede, contamos con la seguridad pasiva que se encarga de nuestra seguridad y de las personas que estén con nosotros. En este sentido, ambas cumplen una función transcendental y debes cuidar el mantenimiento de todos los dispositivos que las conforman.