Una de las preguntas que más se hacen los dueños de coches es cuándo cambiar los amortiguadores. Sin miedo a equivocarnos, este es uno de los quebraderos de cabezas más grandes que existen. Y es que la verdad es que dicha parte no se suele sustituir de igual manera en todos los coches.

Uno de los principales consejos que podemos darte para saber cuándo cambiar amortiguadores es que los revises cada 20.000 kilómetros, de esa manera podrás comprobar su estado al detalle. No obstante, lo más usual es que el cambio se realice o bien después de cinco años de uso o tras 60.000 kilómetros. A continuación te diremos de qué depende esta decisión.

De la vida de los amortiguadores

Una de las grandes verdades es que realmente no conocemos el funcionamiento interno de nuestro vehículo. Aunque los neumáticos sean una de las partes que más se mantienen en contacto con los el asfalto, para que esto se consiga otros elementos deben entrar en la ecuación. Los amortiguadores, por ejemplo, se convierten en una de las piezas claves para que esto suceda.

Es normal, entonces, que la pregunta sobre cada cuánto se cambian los amortiguadores esté sobre la mesa. Antes que nada debes entender que el sistema de suspensión es parte fundamental en el buen funcionamiento de tu coche; sin embargo, el mismo no durará para siempre y deberás mantenerte muy pendiente para saber el momento exacto cuando hay que cambiar los amortiguadores.

VER  Top consejos básicos para el mantenimiento de camiones

En este sentido, el cambio de los amortiguadores es una operación poco habitual, aunque se recomienda que cada cuatro años o 60.000 kilómetros se haga. Aunque no debes confundir nunca una revisión con el cambio de los mismos y a la hora de hacer el cambio te recomendamos utilizar piezas de alta calidad.

Cuando debo cambiar los amortiguadores

Como ya adelantamos el saber cada cuánto se cambian amortiguadores no es una tarea sencilla o al menos obvia. Con otras partes del coche, por ejemplo, se puede saber con mucha facilidad cuándo se debe revisar o hacer una modificación. No obstante, en el caso que nos reúne aquí no es algo fácil de saber.

La mejor recomendación que podemos darte sobre cuándo hay que cambiar amortiguadores es que revises periódicamente su estado. Es verdad que no es una pieza que se desgaste de manera sencilla, pero nunca está de más tener la seguridad de que se encuentra en su mejor estado. Los expertos recomiendan cambiar cada cinco años o 60.000 kilómetros, aunque esto puede variar dependiendo del uso que le des a tu vehículo.

Para tener siempre en mente su estado, y saber cada cuánto hay que cambiar amortiguadores, es aconsejable que realices una revisión cada 20.000 kilómetros. En estos momentos, aprovecha y haz una revisión total de los componentes del sistema de suspensión. De esa manera, sabrás que no existe ninguna fuga o un problema mayor y podrás repararlo manteniendo tu seguridad y la de tus pasajeros.